problema de alcoholismo

problema de alcoholismo

El alcohol es una sustancia cuyo consumo es considerado legal en gran parte del mundo, y en muchas ocasiones es acompañante de todo tipo de actividades sociales, lo cual ha extendido su consumo en todo tipo de edades sin importar factores como el género o la condición social.

Pero, a pesar de que su consumo moderado puede incluso ser benéfico para la salud, para muchas personas puede significar el camino rumbo a una de las adicciones más comunes y al mismo tiempo, más difíciles de aceptar.

De hecho es precisamente en parte gracias a la propia condición de aceptación social con la que cuenta el alcohol, que el alcoholismo es una enfermedad muy complicada de aceptar por quien la padece, pues “todo mundo toma”, por lo que aparentemente es perfectamente normal hacerlo.

Y en teoría lo es, pero el problema comienza justo en el momento en el que la persona se comienza a exceder en su consumo, ya que normalmente no hay vuelta atrás en el camino rumbo al alcoholismo.

Sin embargo, es muy importante tratar de convencerse a sí mismo de que se tiene un problema de alcoholismo (al igual que con cualquier otra adicción), lo más pronto posible, puesto que entre más tiempo pase y más tardemos en aceptar este hecho, más complicado será el proceso de rehabilitación.

Entre los distintos programas terapéuticos con los que contamos dentro de la Clínica Regreso a la Vida, está el enfocado específicamente en los pacientes que sufren de alcoholismo.

Por otro lado, no debemos olvidar que el alcoholismo es una enfermedad que cuenta con distintas etapas; la primera de ellas es la del conocido como bebedor social; enseguida aparece el bebedor fuerte; y finalmente, la última; es la del bebedor problemático, siendo ésta etapa la última antes de llegar a lo que conocemos como la enfermedad del alcoholismo.

Desde luego, por ningún motivo es necesario esperar a llegar a esta última etapa, ni mucho menos a que se presente un alcoholismo crónico para comenzar a buscar ayuda, sino que como ya se mencionó con anterioridad, entre más rápido se acepte el problema y se acuda en busca de ayuda profesional para recuperarse, será mucho mejor.

Así mismo, el alcoholismo como tal es una enfermedad tanto física como emocional, más allá de tratarse de una situación que meramente dependa de la fuerza de voluntad o que surja como consecuencia de una debilidad moral.

Tomar los pasos que sean necesarios para poder hacerle frente a esta enfermedad a tiempo, le da a la tanto a la persona enferma como a sus familiares y amigos una recompensa enorme: la posibilidad de una mejor calidad de vida, llena de satisfacciones y un incremento considerable en la salud física.

estadistica alcoholismo en mexico

estadistica alcoholismo en mexico

No importa la etapa de la enfermedad en la que se encuentre el paciente, nuestros expertos están ampliamente capacitados para ayudarle a recuperar su vida normal lo más pronto posible, para así poder volver a reintegrarse de forma satisfactoria no sólo con su familia y con la sociedad, sino consigo mismo y con la vida.